Glutation e Immunocal

2

Gastritis: Síntomas, diagnóstico y tratamiento

Nestor Riba December 10, 2011
Download PDF

La gastritis es una inflamación de la mucosa interior del estómago, esto puede llegar a producir sangrado, úlceras y la erosión de las paredes internas, provocando dolor, molestias, náuseas, vómitos, inflamación, acidez gástrica y en ocasiones sangrado.

Causas

Hay un gran numero de causas como:

  • Consumo excesivo de grasas.
  • Ingesta descontrolada de cafeína.
  • Nicotina ingerida debido al fumar.
  • Intoxicaciones de origen alimenticio.
  • Abundancia en el consumo de alcohol.
  • Ritmo de vida que provoca estrés diario.
  • Costumbre de realizar comidas muy copiosas.
  • Ingesta exagerada de alimentos muy condimentados.
  • Infección causada por la bacteria Helycobapter Pylori.
  • Consumo sin medida de aspirinas.
  • Uso prolongado de ciertos medicamentos como antiinflamatorios, antirreumáticos, etc.
  • Abuso de bebidas embriagantes.
  • Erosión o debilitamiento de la capa protectora del revestimiento del estómago.
  • Infección del estómago con la bacteria Helicobacter pylori
  • Abuso de analgésicos (como la aspirina y los antiinflamatorios).
  • Trastornos auto inmunitario (como anemia perniciosa): Son los causados por una respuesta inmune contra los propios tejidos del cuerpo.
  • Reflujo de bilis hacia el estómago (reflujo biliar). La bilis es un líquido digestivo espeso secretado por el hígado y almacenado en la vesícula biliar, que ayuda a la digestión descomponiendo las grasas en ácidos grasos. La bilis contiene colesterol, ácidos biliares (también llamados sales biliares) y bilirrubina (un producto de la descomposición de los glóbulos rojos), así como cantidades muy pequeñas de cobre y otros metales.
  • Ingerir o beber sustancias corrosivas o cáusticas (como las sustancias tóxicas)
  • Exceso de secreción de ácido gástrico (como el ocasionado por el estrés)
  • Infección viral, especialmente en personas con un sistema inmunitario débil.

Síntomas

En ocasiones no se presentan síntomas pero lo más habitual es que se produzca ardor o dolor en el epigastrio, acompañado de náuseas, mareos, etc. Es frecuente encontrar síntomas relacionados al reflujo gastroesofágico, como la acidez de estómago. Los ardores en el epigastrio suelen ceder a corto plazo con la ingesta de alimentos, sobre todo leche. Pero, unas dos horas tras la ingesta, los alimentos pasan al duodeno y el ácido clorhídrico secretado para la digestión queda en el estómago, lo que hace que se agudicen los síntomas. También puede aparecer dolor abdominal en la parte superior (que puede empeorar al comer), indigestión abdominal, pérdida del apetito, vómitos con sangre o con un material similar a granos de café, y heces oscuras.

Diagnóstico

El diagnóstico de la gastritis si es leve, se hace en el consultorio, mediante un examen físico y la integración de la historia clínica.
El diagnóstico se realiza por medio de la endoscopia del aparato digestivo El diagnóstico se realiza por medio de la endoscopia del aparato digestivo superior. En el examen de los tejidos (histopatológicamente) se observa infiltración de polimorfo nucleares (glóbulos blancos).

En casos necesarios el médico solicita una gastroscopia o endoscopia del aparato digestivo, para revisar las condiciones de las paredes internas estomacales y/o tomar una muestra del tejido para realizar una biopsia, con el objeto de descartar males mayores como el cáncer estomacal o de detectar la presencia de la bacteria H. Pilory.

Otras formas de diagnóstico pueden ser por medio de radiografías del tracto gastrointestinal superior o por medio de la toma de muestras de líquidos del estómago, para analizar el grado de acidez padecido.

Tipos de gastritis

Gastritis Bacteriana:

Generalmente consecuencia de una infección por microorganismos como el Helycobapter Pylori (bacteria que crece en las células secretoras de moco del revestimiento del estómago). Dicho crecimiento bacteriano puede causar un efecto pasajero o persistente.

Gastritis Erosiva Crónica:

Se produce como respuesta al consumo excesivo de ciertos medicamentos, alimentos (que contengan picante, condimentos y grasa), bebidas alcohólicas, refrescos con gas, o bien, ingesta accidental de sustancias tóxicas, como productos de limpieza o veneno.

Gastritis Eosinofílica:

Puede resultar de una reacción alérgica a una infestación de gusanos. En ésta, un tipo de glóbulos blancos (componentes de la sangre que se encargan de defender al organismo de infecciones) llamados eosinófilos se acumulan en la pared gástrica, produciendo inflamación e irritación en la mucosa del estómago.

Gastritis Atrófica:

Se genera cuando el organismo crea anticuerpos que atacan el revestimiento mucoso del estómago, provocando su adelgazamiento y pérdida de muchas o de todas las células productoras de ácido y enzimas. Este trastorno afecta generalmente a personas de edad avanzada y a quienes se les ha eliminado, mediante cirugía, una parte del estómago. Puede causar anemia porque impide que el cuerpo reciba la vitamina B12 presente en alimentos (responsable de regenerar los glóbulos rojos, los cuales se encargan de transportar el oxígeno a la sangre).

Enfermedad de Ménétrier:

Es un tipo de gastritis de origen desconocido. En ésta, las paredes del estómago desarrollan pliegues grandes y gruesos, así como quistes llenos de líquido. Cerca del 10% de los afectados desarrolla cáncer en este órgano.

Gastritis por Células Plasmáticas:

Es de origen desconocido y se caracteriza por acumular en las paredes del estómago un tipo de glóbulos blancos (elementos de la sangre que defienden al cuerpo de infecciones) llamados células plasmáticas, lo cual desgasta e inflama la mucosa estomacal.

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa de la gastritis. Los antiácidos u otros medicamentos que disminuyen o neutralizan el ácido gástrico generalmente aliviarán los síntomas y favorecerán la curación. Deje de tomar medicamentos que causen la gastritis. La gastritis puede progresar a úlcera gástrica, lo que requiere tratamiento adicional.

La gastritis debida al estrés se trata mejor mediante la prevención. Se debe considerar la posibilidad de suministrar a los pacientes hospitalizados y con estrés medicamentos para disminuir la producción de ácido gástrico, tales como los inhibidores de la bomba de protones. Una dieta para el estómago delicado se suele llamar dieta blanda.

Tratamiento natural

Tratamiento elevando niveles de glutation: Se ha comprobado que el estres oxidativo tiene un efecto importante en el desarrollo de la gastritis, de ha mostrado que las celulas de la cubierta estomacal tienen bajos niveles de una proteina natural llamada glutation. El glutation es la proteccion del cuerpo de la inflamacion y el estres oxidativo y una terapia con precursores de glutation resulta de mucho beneficio para pacientes con problemas de gastritis.

Tratamiento de la gastritis usando la patata: El jugo de la patata se ha encontrado valioso en aliviar gastritis. La dosis recomendada es mitad de la taza dos o tres veces diarios, media hora antes de comidas.

Tratamiento de la gastritis usando la maravilla: La hierba de la maravilla también se considera beneficiosa en el tratamiento de la gastritis. Una infusión de la hierba en dosis de una cuchara de sopa se puede tomar dos veces al día.

Tenga la cuajada y requesón: Las cuajadas y el requesón se deben utilizar libremente. Muchos diversos alimentos no se deben mezclar también en la misma comida. Las comidas se deben tomar por lo menos dos horas antes de irse a la cama en la noche. Ocho a diez vasos de agua deben ser tomados a diario pero el agua no se debe tomar con las comidas porque diluye los jugos digestivos y retrasa la digestión. Sobretodo, la rapidez debe ser evitada mientras que el comer y las comidas se deben servir en una atmósfera agradable y relajada.

Enema de agua caliente, fricción seca: Desde el comienzo del tratamiento, un enema de agua caliente se debe utilizar diariamente por alrededor de una semana para limpiar los intestinos .Al paciente se le debe dar la fricción seca y una esponja diariamente.

Uso del calor con una botella de agua caliente o la compresa caliente El uso del calor con una botella de agua caliente o la compresa caliente, dos veces a diario, con el estómago vacío o dos horas después de comidas, también será beneficioso.

Evite el trabajo físico, mental y las preocupaciones: El paciente no debe emprender ningún físico duro o mental debe evitar preocupaciones y tensión mental.

Los ejercicios de respiración son esenciales: Él debe, sin embargo, emprender ejercicios de respiración y otros ejercicios ligeros como caminar, nadar, y el golf.

Dieta

Ayuno, Agua: El paciente debe emprender un rápido ayuno para dos tres días o más, dependiendo de la severidad de la condición. Él debe ser dado solamente el agua caliente como bebida durante este período. Esto dará descanso al estómago y permitirá la condición tóxica que hace la inflamación desplomarse.

Dieta de Todo-fruta: Después de que se desplomen los síntomas agudos, el paciente debe adoptar una dieta de todo-fruta para los tres días próximos y tomar las frutas jugosas tales como manzanas, peras, uvas, pomelo, naranjas, piña, melocotones, y melones.

El paciente debe evitar el uso del alcohol, tabaco, especias Y condimentos, carne, pimienta roja, alimentos amargos, salmueras, té fuerte y café. Debe también evitar dulce, pasteles, tortas, y, aguas aireadas (gaseosas).


Dejanos tus comentarios…

Comentarios

Comments (2)

  1. Pingback: digo.it

  2. Esta página ha sido como si hubiera estado con un médico ,dando muchas explicaciones sobre la Gastritis,muchas gracias ,Dios los bendiga.

    Reply

Dejanos un comentario

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!